This website cannot be viewed properly using this version of Internet Explorer.

To ensure your security while viewing this site, please use a modern browser such as Chrome or update to a newer version of Internet Explorer.

Download Chrome (Made by Google)
Update Internet Explorer (Made by Microsoft)

A A A
ADA ADA symbol

Second Judicial District Court

Tribunal del Segundo Distrito Judicial

English Español

Most Popular Pages


Páginas más visitadas

Una de las funciones principales de la División de Servicios Previos al Juicio (PTS, por sus siglas en inglés) del Tribunal del Segundo Distrito Judicial es supervisar a los acusados que están esperando tener un juicio y así garantizar que comparecerán ante el tribunal según lo programado y que cumplirán con las condiciones de la libertad.

Un juez determina si un acusado reúne los requisitos necesarios para PTS y si será necesario incluir ciertos servicios, como pruebas de detección de drogas o alcohol, un dispositivo GPS, un Soberlink o terapia para la salud mental, como parte de la supervisión de PTS. El juez dicta la Orden que establece las condiciones de la libertad (OSCOR, por sus siglas en inglés) ya sea en la audiencia de instrucción de cargos o en una etapa posterior del caso.

Puede ser que al acusado le ordenen los servicios PTS ya sea en libertad bajo la custodia de un tercero, en la que el PTS firma la salida del acusado de la cárcel, o puede ser que al acusado le den la libertad para quedar directamente bajo los servicios PTS. Si a un acusado le dan la libertad para quedar directamente bajo los servicios PTS, estos aceptan al acusado. Si PTS cree que el acusado no es un candidato adecuado para PTS, estos notifican al Tribunal y se programa una audiencia. Mientras que los servicios PTS no ponen en duda las órdenes del juez, puede ser que descubran información, como que el acusado cortó la pulsera de vigilancia en el pasado, y esto podría socavar la capacidad del acusado para lograr buenos resultados en PTS.

Si se autoriza que un acusado asista a los servicios PTS por medio de la libertad bajo la custodia de un tercero (a través de la cárcel), los servicios PTS realizan una evaluación para determinar si el acusado debería ser aceptado desde la cárcel. Como parte de la evaluación que determina si un acusado será aceptado por PTS, el personal de PTS evalúa varios factores, incluso si el acusado tiene una vivienda adecuada, si el acusado podría beneficiarse con varios servicios ofrecidos en PTS (servicios para la salud mental, abuso de sustancias u otros servicios de terapia, capacitación laboral, etc.), el riesgo para la comunidad y los lazos que el acusado tiene en la comunidad. Por ejemplo, un acusado no puede ser aceptado para los servicios PTS si tiene un historial importante de incumplimiento con las condiciones previas al juicio, fugas, problemas graves de salud mental o si existe una clara evidencia de que el acusado representa una amenaza para otra persona, como un largo historial de violencia intrafamiliar.

Independientemente de la manera en que un acusado ingrese a los servicios PTS, el personal de PTS realiza una evaluación para determinar el nivel de supervisión apropiado. Esta evaluación implica determinar la frecuencia en que el acusado debe reportarse con los servicios PTS y la frecuencia de las pruebas de detección de drogas u otros servicios que le correspondan al acusado en cuestión, según lo ordenado por el Tribunal. Los niveles de supervisión impuestos por PTS varían desde supervisión de rutina, en la que un acusado debe reportarse a un supervisor de PTS una o dos veces por mes (esta es la norma para la mayoría de los acusados) o supervisión intensiva, la cual requiere interacción diaria. Por ejemplo, si un acusado tiene un historial de abuso de drogas o de conducir ebrio (DWI), las pruebas de detección de drogas pueden ser más frecuentes e incluir el uso de un dispositivo de análisis del aliento una o varias veces por día.

Con respecto al monitoreo GPS, esto debe ordenarlo el juez como parte de la Orden que establece las condiciones de la libertad. El acusado a quien se le ordena usar GPS tiene un dispositivo colocado en su casa, el cual envía una señal a la pulsera GPS. Esto determina si el acusado se encuentra en ese lugar durante el horario en que debe estar en su casa, que en la mayoría de los casos es de 8:00 de la noche a 6:00 de la mañana, a menos que el juez ordene algo diferente. Si la señal/GPS indica que un acusado está fuera de su casa pasada la hora indicada, se envía un alerta al acusado ordenándole presentarse en la oficina de PTS la mañana siguiente. Si el acusado no se presenta, se solicita una orden de arresto. Los miembros del personal de PTS no tienen autoridad independiente para arrestar, ya que no son agentes comisionados del orden público.

El GPS para zonas de exclusión funciona de una manera un poco diferente. Para los acusados a quienes les han ordenado evitar una zona de exclusión designada, si el monitor GPS del acusado indica que ha ocurrido una infracción, se envía un señal de alerta a un oficial GPS de guardia. Si el acusado no abandona inmediatamente la zona de exclusión, el oficial de guardia avisa de inmediato a los oficiales del orden público para que vayan a arrestar al acusado.

En cualquier caso, los acusados a quienes se les ordena tener un dispositivo GPS son monitoreados continuamente por los Servicios Previos al Juicio los siete días de la semana.

Nuevamente, el propósito de los servicios PTS es garantizar que los acusados:

  1. comparecerán ante el tribunal como estén programados
  2. cumplirán con las condiciones de la libertad

Es importante mencionar que el número de clientes bajo la supervisión de los servicios PTS que han reincidido es muy pequeño, aproximadamente de 1 a 2% según nuestros registros internos más recientes. El término reincidencia corresponde a la circunstancia en que un cliente es acusado de un nuevo cargo mientras está participando en los Servicios Previos al Juicio.

Disclaimer:  All efforts are made to ensure that information and links are accurate and current. However, users should not cite this information as an official or authoritative source and are advised to independently verify all information. Visitors to this site agree that the Second Judicial District Court of the State of New Mexico is not liable for errors or omissions of any of the information provided. Information contained on this web site should in no way be construed as legal advice. Users should contact an attorney if they require legal assistance or advice.